Comienza HOY por disfrutar de tu vida

Un sábado, hace algunas semanas, tuve la oportunidad de dirigir una clase especial de Yoga en la Ciudad de Querétaro, acompañada de música en vivo con instrumentos ancestrales que me llevaron a viajar y a mover mi cuerpo de una manera distinta; nueva. El sonido hizo que mi respiración y mis movimientos fueran más cálidos y suaves, facilitándome tener mayor consciencia de mi práctica de asanas. Asimismo, noté a los practicantes que su atención estaba puesta, plenamente, en el momento presente. Sin duda, la música fue de gran ayuda para crear una atmósfera sutil y amorosa para nuestro cuerpo y muy favorable a nuestra quietud mental.

La música se acercaba a nuestros cuerpos y nos hacía vibrar, vibrar alto con cada célula del cuerpo, cada respiración era más profunda y cada asana se hacía con mayor permanencia. Todo, absolutamente todo, vibraba para que cada célula tuviera espacio, para que no chocaran entre ellas y que nuestro cuerpo pudiera fluir y estar equilibrado en todos aspectos.

Posteriormente, hubo una armonización, donde permanecían en savasana, postura del cadáver, y simplemente te dejabas llevar por el sonido dejando que el cuerpo se recargara en la Tierra y se soltara en un gran viaje donde no había nada que hacer más que permanecer en quietud y respirar… solamente eso.

La práctica fue impactante, al finalizar nadie emitía un solo sonido, parecía que todos nos habíamos quedado en ese tren de pensamiento de una gran calma y gozo.

Las cualidades de gratitud y voluntad brotaron en mi mente y cuerpo… sentí mucha paz interna.

Al finalizar la clase, llegamos a la conclusión que tenemos que disfrutar nuestra vida HOY, tal cual es, lo que tenemos en el ahora.  No hay más, evitemos quejarnos de todo, de lo que no tienes o de lo que tienes; mejor luchemos por lo que hoy queremos; sí, empecemos ¡HOY!

Al día siguiente de la clase con música, hice una meditación de dos horas, acompañada por los mismos instrumentos ancestrales y sonidos que me volvieron a tocar el alma, permaneciendo en una calma profunda. Nacieron emociones, las sentí, permanecieron y se fueron.

¿Qué quieres mejorar, cambiar, comenzar?

Reflexiona y empieza hoy, disfruta tu día al máximo y agradece profundamente por estar en este camino, en esta vida, y vive con plenitud y gozo.

«Hay que jugársela por lo que queremos, que no nos gane el orgullo, ni la vergüenza. Si realmente quieres algo, intenta»

Así que a jugar y a vivir porque hoy es un buen día y una buena semana para empezar, tú decides cómo quieres vivir.

Namasté

Anna Vega

¿Se te antoja hacer tu práctica de yoga en pijama? Entra a karussayoga.com y haz tu cita para la primera clase. Es delicioso y adecuado para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: